Publicado en Amor, Cuento, Preguntas, Todo, Vida

¿Qué significa la vida para un asesino a sueldo..? [Historia]

Él ya está en casa...Él ya se encuentra en casa. Aún no sé cómo entró, aunque no se lo puse fácil. No puedo escuchar sus pisadas, ni veo sus movimientos. Es muy profesional. Sin embargo, yo poseo una ventaja que él no tiene: lo conozco mejor que nadie. Así que estoy segura que se encuentra oculto en la oscuridad, con el cuchillo de caza preferido de su padre, observándome.

El que lo conozca me da la ventaja. Pero sé que sus habilidades son superiores, así que me muevo con cuidado.

Él sale como un ninja debajo de mi cama. No sé como llegó ahí. Lanza un ataque con la cuchilla en forma de media luna. Dentro del pequeño instante que me queda para pensar, me da la impresión de que su fuerza no es la de siempre. Sujeto su mano con el arma, y con un movimiento de aikido lo desvío, sin lograr detenerle. Él hace un giro en el aire, y lanza un segundo ataque, así que me inclino hacía atrás y lo esquivo. En el aire, con un movimiento arriesgado, me lanza otro cuchillo que logra rozar mi mejilla. La mascarilla que llevo en la cara se desprende un poco. Con ella no me reconoce, así que no puedo perderla.

—¿Alguna vez te has preguntado, por qué destruyes vidas?

Bien. Modifiqué mi voz. No me reconoce.

—Es la misión, es el objetivo. Si está en la lista, debe morir.
—¿Sabes qué significa morir?
—No.
—Entonces, ¿por qué asesinas como un simple trabajo?

Sus ojos expresan tristeza a cada ataque. ¿Estará enfermo? Éstos son rápidos y precisos, dándome escasas milésimas de segundos para reaccionar. Si yo fuera una aficionada, o peor aún, militar, ya estaría muerta. Él conoce los métodos para destruir a quien tenga enfrente, igual que yo.

—Porque soy bueno en esto. No. Mas bien, porque es lo único que conozco. No es que me guste, pero es un trabajo. Desde pequeño he trabajado así. Todo el mundo muere, lo único que hago es adelantar la fecha.

Su voz es demasiado monótona y tranquila. Nuestra conversación no encaja con nuestros movimientos. Parece una charla normal, pero hacerlo mientras tratamos de matarnos mutuamente resulta un poco extraño.

Ha hecho 7 ataques en total, cada uno de tres o cuatro movimientos, en los cuales no dio ninguna abertura, ni tuve oportunidad de contraatacar. Es parecido a un baile exótico que integra todo el cuerpo. La belleza de nuestros movimientos sincronizados se destaca porque no hay lugar para errores. Un solo fallo nos costará la vida.

—¿Realmente está bien destruir a seres con nuestros mismos sueños? ¿Es correcto asesinar para vivir?
—¿Correcto? ¿De donde has sacado que lo correcto existe? Lo correcto para una persona no es lo mismo para otros. Demasiado subjetivo. ¿Dónde termina el bien y empieza el mal? La verdad, la justicia y la bondad son conceptos que no existen en nuestro mundo. Los asesinos renunciamos a esos conceptos porque no describen bien la realidad en que vivimos.
Sigue leyendo “¿Qué significa la vida para un asesino a sueldo..? [Historia]”

Publicado en Cuento, Espiritualidad, Todo, Vida

Atascado…

Camión que avanza por la vida...

Existen cuentos sobre autos capaces de volar. He visto muchos correr sumamente rápido, como si volaran, así que siempre pienso en tales cuentos cuando mi camión se descompone en medio del camino. Salgo, cierro la puerta, ahogo la maldición que estaba a punto de gritar, cierro los ojos, y pienso en aquellos vehículos capaces de correr tan rápido como el viento.

Hasta ahora, he sido feliz con el camión que llevo. Cumplía con mis expectativas, pero recientemente parece que falla demasiado. Por ello, mis fantasías de velocidad. No hay mejor motivo para idear ilusiones que sentirse atascado en medio del camino.

Estaría feliz si tuviera una motocicleta, por ejemplo. Son rápidas y sencillas, sin duda. Debido a que no llevan mucho equipaje, quizá no tuviera que soportar la infinidad de veces que se me ha descompuesto el motor, aunque también es un problema no poder llevar más que unas cuantas cosas. Digo esto, aunque quizás también no sea más que una excusa: El motor de mi automóvil es también mi responsabilidad. Si se encuentra en éste estado, quizás es culpa mía.

Compruebo las conexiones del motor y no encuentro la falla. ¿Cómo no puedo comprender mi propio camión? ¿Qué hice la última vez que me vi en un aprieto como este?

Ya recuerdo. Voy a la parte de atrás, y abro la puerta que guarda mi equipaje. Guarda toda una vida de progresos y fracasos. Escojo uno. El que menos valor tenga, aunque me sigue doliendo el tener que abandonarlo. Lo saco a la carretera y lo dejo a un lado del camino. Es bastante pesado, así que la operación me cuesta unos quince minutos.

Giro la llave. El camión se sacude tres o cuatro veces y arranca. A paso de tortuga, mi camión cumple su papel, al menos por ahora. A veces me pregunto, ¿Debería abandonarlo todo, y conseguirme un vehículo que me lleve más rápido a mi destino?

Publicado en Todo

Vida: ¿Qué significa?

Actividad 1. ¿Por qué es importante investigar?

Vida: ¿Qué significa?

Nosotros podemos ser fácilmente engañados. Es sencillo obtener información, pero, ¿Cómo saber que es en realidad confiable?

Porque otras personas lo digan, no lo hace verdad, aunque sea la mayoría. Incluso si nosotros de primera mano lo vemos, escuchamos, o sentimos, nuestros sentidos también nos engañan a veces, o nosotros malinterpretamos las cosas, y nos engañamos a nosotros mismos.

La investigación sirve para asegurarnos de que lo que sabemos es la verdad, que nuestro conocimiento es acorde a la realidad del exterior. Con ello, toda duda es disipada, todo malentendido es resuelto, toda ignorancia desaparece. Con ello, podremos conocer plenamente nuestro universo. Podemos saber lo que deseemos.

En cuanto a qué investigar, me encantaría investigarnos a nosotros mismos. Si, investigar la razón por la que estamos aquí los humanos, seres inteligentes, el motivo de la vida. Quiero saber de dónde venimos, donde estamos y adónde vamos. Deseo conocer nuestro camino: el camino que nos conduzca a la buena convivencia para todos. Por eso elegí ciencias sociales, para discernir el camino a la felicidad. Es lo que todos deseamos, ser felices, y sin embargo, lograr que los demás también lo sean.

¡Bendiciones y espero comentarios!

Publicado en Todo

Estimado 2013…

Hola… Me presentaré. Mi nombre es Ricardo, mucho gusto. Tengo 21 años, soy amante de la tecnología y la cultura oriental, y deseo ser Testigo de Jehová. No es sólo un deseo, es mi meta en la vida. Lo digo de corazón.

El motivo de la presente es definirme, es aclarar ciertos puntos para que después yo mismo no pueda olvidarlos. Tengo varios defectos que considero errores graves, como una cierto grado de irresponsabilidad, un sentido de urgencia roto, y un interés, en ocasiones, demasiado fuerte sobre temas que deberían ser irrelevantes. Si, el último punto significa que soy demasiado curioso. Debo vencer éstos obstáculos si deseo lograr mi objetivo. Y tengo las herramientas para ello.

Amo a Jehová Dios. No tengo ninguna duda de ello. Desde pequeño investigué vorazmente y estoy más que convencido de su existencia, de su amor, de su paciencia para con nosotros, en especial conmigo. No guardo ya dudas sobre mis creencias, pues he leído y examinado “con cuidado las Escrituras diariamente en cuanto a si estas cosas eran así” (Hechos 17:11).

Sin embargo, mi conciencia insiste que debería ser maestro en vista del tiempo (Hebreos 5:12), pero algo me ha detenido. Quiero pensar que me falta algo que puede ser obtenido, que solo debo luchar un poco más. Tomo como mio el consejo de 1 Timoteo 4:16 “Presta constante atención a ti mismo y a tu enseñanza. Persiste en estas cosas, pues haciendo esto te salvarás a ti mismo y también a los que te escuchan”. Eso deseo, deseo ser un “trabajador que no tiene de qué avergonzarse, que maneja la palabra de la verdad correctamente.” (2 Timoteo 2:15).

Espero, y me esforzaré mucho por llegar a mi meta. Primero Jehová Dios, daré los pasos, así dure meses o años intentándolo. Sin embargo, espero que sea lo más pronto posible, porque deseo andar como sabio, comprándome todo el tiempo oportuno que queda (Efesios 5:15, 16). Así agradeceré la oportunidad que Dios me dio. Ayudando a los demás, bien capacitado para ser ministro (2 Corintios 3:5, 6), por el resto de mis días

Porque ““Hay más felicidad en dar que en recibir” (Hechos 20:35).

Publicado en Espiritualidad, Todo, Vida

Trabajo y vida

Hormiga inspiradora.

 “Vete donde la hormiga, oh perezoso; mira sus caminos y hazte sabio” (Pro. 6:6).

Toda la vida es trabajo.

Nuestro cerebro siempre está funcionando. Por ejemplo, en las noches, se ocupa en cosas tan triviales como catalogar, descartar y/o comprimir la infinidad de datos procedente de un día de vida en el universo. Y tanto trabajo, mientras nosotros “descansamos”. Puedo decir, que trabajamos hasta mientras dormimos.

Abrir nuestros ojos, levantarnos y desayunar es trabajo también: Está implicando movimientos musculares, esfuerzo físico y mental. Pero a nosotros no nos parece. Estamos muy felices con las galletas y el café, que nos olvidamos que hemos gastado energía en ello.

Pero gastamos energía. Como un grifo abierto, que gasta agua como si nunca se acabara. Y siempre lo hacemos, sin importar la cantidad. Nos gastamos al observar, abrazar a un ser querido, escuchar música, recordar, leer poesía, caminar a casa, respirar, y cualquier otro verbo. Trabajamos al hacer cualquier cosa. Sigue leyendo “Trabajo y vida”