Publicado en Amistad, Poesia, Sonrisas, Todo

A una hermanita inteligente…

Una chica inteligente...

No festejo los cumpleaños. No creo que el nacimiento de una persona sea algo especial, porque lo que tiene verdadero valor, es lo que la persona ha hecho desde que nació. Eso es lo que hace a alguien, especial: que aproveche cada segundo que tiene, para ser la mejor persona del mundo.

Es por ello, que deseo felicitar a mi hermanita. Lo lograste. Eres una hermosa niña valiosa por lo que eres y no por lo que pretendes ser. Jamás he visto en ti nada que pueda ser criticado, sino que has sido nuestra amiga desde que mamá nos dió un fascinante regalo al traerte con nosotros.

Eres el azúcar que da sabor a nuestra casa. La cereza que adorna y llena de vida a un pastel. Y también eres una galleta: jamás empalagas y siempre nos quedamos con la impresión de que queremos más.

Y si, cuando crezcas seguirás siendo la niña inteligente pero divertida, ingenua pero licenciada que jamás se deja, pequeña pero entendida, bella pero no superficial, increíble y solamente tú en realidad.

Un poema es una expresión de cariño. Aquí tienes el tuyo. No podía faltar…

Siempre supiste ser mi cómplice y aliada,
Una amiga seria, inteligente, alocada,
Reírnos es nuestro pan de cada día,
Eres ingenua, dulce, hermanita mía,
Y te quiero mucho, por esto y mucho más,
De la familia la consentida nomás,
Increíble futuro espera, ya verás…