Publicado en Amistad, Amor, Cuento, Espiritualidad, Preguntas, Todo, Vida

Los domingos libres sin sagrados… [Historia]

Estudio

Se dice que los domingos son sagrados. En mi opinión, los días libres son sagrados.
Desde el punto de vista de aquellos días en la escuela, el domingo era uno de los dos días de descanso que teníamos. Yo tenía incluso la posibilidad de odiarlo como mi eterno recordatorio del lunes infame. Cuando pasamos a la etapa laboral, esa bendición se ve truncada a un solo día. Ahora mismo, sólo se me permite amarlo como lo único que me queda. ¿Qué hay con ese entrenamiento subconsciente para el conformismo, emitido por la sociedad?
Por ello, mis domingos libres son sagrados.

Por ello, cuando mi linda hija de 14 años me pide que la acompañe afuera en domingo, mi respuesta es algo tardía.
Mientras bajo el libro que estaba leyendo, y hago como que pienso en lo que dijo, realmente me despido de mi hermoso domingo.
Pero no me malinterpreten. Estoy feliz de que me haya invitado a hacer algo junto a ella. De hecho, no recuerdo que me haya pedido hacer algo así desde hace ya un tiempo. Por ello, mi primera repuesta es calcular las razones detrás de este inesperado giro de los eventos.
“¿Necesitas dinero?”.
“Papá…” dice Karina mirándome con mucha lástima: “no, no necesito dinero. Además, si necesitara te lo pediría. No pienses que solo te invito por eso, ¿si? No necesitas desconfiar tanto…”
No, no es desconfianza, Karina. Es instinto. Protejo mi corazón de una desilusión causada por mi propia sangre, y también protejo mi valioso domingo. Es decir, si no me necesita realmente, podía sólo darle el dinero sin sentirme culpable…
Pero parece que realmente necesita a su autoproclamado inútil padre. Inútil, por supuesto, en temas relacionados con la juventud de hoy. No es que mi autoestima sea baja o algo así…
“Oh… Esta bien. Si es por mi linda hija, sabes que haría lo que fuera”.
Ella muestra una sonrisa burlona. Parece que mi broma funcionó.
“Ganas puntos por lo que realmente significa, pero los pierdes por la forma en que lo dices…”
Asi que los pierdo por cómo lo digo, ¿eh? Debo reconocer que probablemente no diría algo tan embarazoso en algún sitio público.
“Ejem… ¿Y se puede saber a dónde vamos?”
“¿Y porqué esa cara?”
Ups. Probablemente hice una expresión de molestia justo ahora. Nuevamente, no me malinterpreten. Estar con mi hija es una experiencia revitalizante en cualquier momento y lugar. Pero el solo pensar en salir de casa en este hermoso día…
“¿Qué cara? Es mi cara normal, por favor no vayas a burlarte de ella de modo que puedan afectar mi autoestima en esta importante etapa de mi vida…”
Karina suspira con una cara melancólicamente amable. Ahora ésa es una cara graciosa.
“Hoy el clima es muy bonito. Hay nubes, pero no parece que vaya a llover, y el Sol no es muy fuerte. Además, el viento es agradable”.
“Te faltó mencionar el pronóstico para mañana”.
Karina sonrie.
“Mañana no importa, porque estarás trabajando y ya no estarás conmigo”.
“Su-supongo…”
Esta chica sigue diciendo esta clase de cosas ahora y siempre, ¿debe pegar duro donde más duele? ¿acaso es un niño? Pero no sería tan linda si fuera niño, así que lo dejaré pasar.

***

Al final, salimos a la tienda de la esquina. Sigue leyendo “Los domingos libres sin sagrados… [Historia]”

Anuncios
Publicado en Cuento, Espiritualidad, Todo, Vida

Un cielo rojo…

Cielo azul, cielo rojo..

1:00 pm. ¿Día de campo? Ver mucha gente trabajando en armonía en la comida tiene un buen efecto en el ánimo, no importa que tan triste y desorientado uno se sienta. No recuerdo ni porqué me sentía mal. El cielo es azul claro, la vista se extiende a mucho pasto verde y mesas con manteles blancos, además de platillos de muchos colores. Hay personas de diferentes nacionalidades quienes preparan comida, quienes la sirven en platos, y también quienes comen. No entiendo bien qué hago en este lugar, pero me atrae. La gente, la atmósfera, la comida. Aún si no los conozco, ¿me dejarán unirme? ¿me juzgaran por ser un extraño? ¿será mejor irme?

2:00 pm. En una mesa, veo cara conocidas, pero no recuerdo de dónde los conozco. Una chica que viste de rojo me ve, y me saluda alegremente. Tiene una gran sonrisa en sus labios y es muy hermosa. Inesperadamente me abraza, noto que trata de contener las lágrimas… ¿De dónde la conozco? ¿Por qué me saluda con tanta confianza? Sonrío, le saludo con pocas palabras, y me voy. Es demasiado amigable, pienso que desea obtener algo de mi. No me gusta la gente que toma demasiada confianza.

3:00 pm. Una familia me ha invitado a comer con ellos. Parecen personas ignorantes de la situación del mundo, porque sonríen demasiado, mientras hacen bromas entre ellos. Estoy completamente en silencio mientras ellos hablan, no tratan de forzarme a la conversación. Me señalan una silla, y colocan un plato, con una sonrisa. Recuerdo un dolor pasado, y me pregunto porqué a ellos no les duele igual. Me siento y como. En agradecimiento, les regalo una sonrisa, y me voy, mientras me invitan a regresar, y sus rostros se iluminan como si hubiesen encontrado un tesoro.

5:00 pm. —¿Donde te habías metido? Me parece que no te sientes muy a gusto andando por ahí tu solo, ¿Verdad? Deja que te acompañe. Puedo hacer tu camino más divertido.— Su sonrisa está llena de compasión. Sigue leyendo “Un cielo rojo…”

Publicado en Amistad, Espiritualidad, Poesia, Todo, Vida

¿Qué puedo decirte, Yamel?

Siempre hay esperanza...

No sé que puedo decirte mi querida hermana Yamel, (solo recuerda…)
para que tu dolor se vaya y tu confianza esté con Él, (Salmos 62:6-7)

Porque gracias a Jah, vida y muerte nos pertenecen, (1 Corintios 3:22)
y también una promesa con palabras que no perecen… (Lucas 20:38)

Sé fuerte, como todos saben, para que te admire más, (2 Samuel 10:12)
Sé sabia, una buena hija, capaz de no rendirte jamás, (Proverbios 27:11)

Sabes que Jehová y nosotros, que somos tu gran familia, (Mateo 19:29)
Siempre estaremos contigo, un samaritano que auxilia… (Gálatas 6:10)

Fuente: Una amiga muy fuerte y una vida de aguante… (https://rickartz.wordpress.com/)

Más información: Ayuda del “Dios que suministra aguante y consuelo”, editado por los Testigos de Jehová.

Publicado en Amistad, Cuento, Espiritualidad, Poesia, Sonrisas, Todo

Solo recuerda…

Solo recuerda…

Es una chica que ha pasado por mucho sufrimiento y dolor,
que continúa caminando, esforzándose por sentirse mejor,
a ésa chica que conozco yo, quiero ayudarla con amor,
¿Cómo lograré hacerla feliz?

Solo recuerda qué regala el futuro,
una vida de esperanza y paz sin fin,
una bendición tan grande para gozarla juntos…

Sigue leyendo “Solo recuerda…”

Publicado en Espiritualidad, Preguntas, Todo

¿Podemos alcanzar paz?

Paloma de paz...

“Paz entre los hombres de buena voluntad” (Lucas 2:14)

Cualquiera tienes la capacidad de ser un amigo. Desde un vagabundo, hasta el presidente, pasando por estudiantes, abogados, doctores, y toda persona sin importar ninguna etiqueta del mundo (género, raza, nacionalidad, y un largo etc.); todos ellos tienen en su corazón, en su ser interior, todas las herramientas necesarias para cultivar cualidades necesarias y ser amigos entre sí.

El problema entonces, no es que no se pueda, sino que algunos simplemente no quieren. Sigue leyendo “¿Podemos alcanzar paz?”