Publicado en Amistad, Amor, Cuento, Espiritualidad, Preguntas, Todo, Vida

Los domingos libres sin sagrados… [Historia]

Estudio

Se dice que los domingos son sagrados. En mi opinión, los días libres son sagrados.
Desde el punto de vista de aquellos días en la escuela, el domingo era uno de los dos días de descanso que teníamos. Yo tenía incluso la posibilidad de odiarlo como mi eterno recordatorio del lunes infame. Cuando pasamos a la etapa laboral, esa bendición se ve truncada a un solo día. Ahora mismo, sólo se me permite amarlo como lo único que me queda. ¿Qué hay con ese entrenamiento subconsciente para el conformismo, emitido por la sociedad?
Por ello, mis domingos libres son sagrados.

Por ello, cuando mi linda hija de 14 años me pide que la acompañe afuera en domingo, mi respuesta es algo tardía.
Mientras bajo el libro que estaba leyendo, y hago como que pienso en lo que dijo, realmente me despido de mi hermoso domingo.
Pero no me malinterpreten. Estoy feliz de que me haya invitado a hacer algo junto a ella. De hecho, no recuerdo que me haya pedido hacer algo así desde hace ya un tiempo. Por ello, mi primera repuesta es calcular las razones detrás de este inesperado giro de los eventos.
“¿Necesitas dinero?”.
“Papá…” dice Karina mirándome con mucha lástima: “no, no necesito dinero. Además, si necesitara te lo pediría. No pienses que solo te invito por eso, ¿si? No necesitas desconfiar tanto…”
No, no es desconfianza, Karina. Es instinto. Protejo mi corazón de una desilusión causada por mi propia sangre, y también protejo mi valioso domingo. Es decir, si no me necesita realmente, podía sólo darle el dinero sin sentirme culpable…
Pero parece que realmente necesita a su autoproclamado inútil padre. Inútil, por supuesto, en temas relacionados con la juventud de hoy. No es que mi autoestima sea baja o algo así…
“Oh… Esta bien. Si es por mi linda hija, sabes que haría lo que fuera”.
Ella muestra una sonrisa burlona. Parece que mi broma funcionó.
“Ganas puntos por lo que realmente significa, pero los pierdes por la forma en que lo dices…”
Asi que los pierdo por cómo lo digo, ¿eh? Debo reconocer que probablemente no diría algo tan embarazoso en algún sitio público.
“Ejem… ¿Y se puede saber a dónde vamos?”
“¿Y porqué esa cara?”
Ups. Probablemente hice una expresión de molestia justo ahora. Nuevamente, no me malinterpreten. Estar con mi hija es una experiencia revitalizante en cualquier momento y lugar. Pero el solo pensar en salir de casa en este hermoso día…
“¿Qué cara? Es mi cara normal, por favor no vayas a burlarte de ella de modo que puedan afectar mi autoestima en esta importante etapa de mi vida…”
Karina suspira con una cara melancólicamente amable. Ahora ésa es una cara graciosa.
“Hoy el clima es muy bonito. Hay nubes, pero no parece que vaya a llover, y el Sol no es muy fuerte. Además, el viento es agradable”.
“Te faltó mencionar el pronóstico para mañana”.
Karina sonrie.
“Mañana no importa, porque estarás trabajando y ya no estarás conmigo”.
“Su-supongo…”
Esta chica sigue diciendo esta clase de cosas ahora y siempre, ¿debe pegar duro donde más duele? ¿acaso es un niño? Pero no sería tan linda si fuera niño, así que lo dejaré pasar.

***

Al final, salimos a la tienda de la esquina. Sigue leyendo “Los domingos libres sin sagrados… [Historia]”

Publicado en Amistad, Amor, Espiritualidad, Poesia, Sonrisas, Todo, Vida

Hasta luego, mamá…

Niña de sueños grandes..

Con eso, oí una voz fuerte desde el trono decir:
“¡Mira! La tienda de Dios está con la humanidad, y él residirá con ellos, y ellos serán sus pueblos. Y Dios mismo estará con ellos. Y limpiará toda lágrima de sus ojos, y la muerte no será más, ni existirá ya más lamento ni clamor ni dolor. Las cosas anteriores han pasado”.
(Revelación 21:3, 4)

Hoy es un día muy feliz y agradable,
porque tenemos el honor de recordar,
a una amiga tan gentil e inolvidable,
chica sabia, que nos enseñó a amar…

Ahí va, esa niña de sueños grandes,
como se esfuerza, para poderlos alcanzar,
la vida no recompensa por cuánto andes,
es el camino que elijas al avanzar…

Buscar el bien, sin mirar en el pasado,
sin rencores, seguir la senda del perdón,
de los temores no preocuparse demasiado,
confiar que Dios nos dará su bendición.

Vivir feliz, para poder hacerlos felices,
y a quien necesite, curar sus cicatrices,
recibir da alegría, pero dar es lo mejor,
sus huellas marcan el camino del amor..

Y todos aquellos recuerdos, los tristes y los felices,
tus numerosas virtudes, tus inapreciables defectos,
todas aquellas palabras que tan alegremente dices,
todo ese inmenso amor, que hacia momentos perfectos…

Es un hasta luego, mamá, no es un adiós,
porque conoces lo que ha prometido Dios,
en un futuro nos volveremos a ver,
y una gran familia feliz vamos a ser.

Es un hasta luego, mamá, no te olvidaré,
porque tu conoces lo mucho que te amé,
tu sueño el día de hoy es realidad,
una familia fundaste en felicidad…

Una parte del camino te acompañé,
en el mio estuviste tú todo momento,
fuiste y eres mi raíz y mi sustento,
Y yo tu orgullo y tu semilla soy y seré,

Nos mostraste lo que es vivir en integridad,
nos enseñaste a amar la rectitud,
nos animaste a compartir toda bondad,
nos llenaste de completa gratitud…

Una persona muy fácil de querer,
es igualmente muy difícil de olvidar,
no es doloroso tu recuerdo tener,
pero si lo es tu regreso esperar…

Con fe, toda mi vida esperaré,
Mi corazón conservará tu amor,
Sobre mis miedo te juro, triunfaré,
De pie, yo soportaré el dolor…

Es mi honor, mi destino, tu camino seguir,
no importa lo difícil, se puede conseguir,
por tus sueños, yo lucharé sin dudar,
para así mi sueño imposible alcanzar…

Es un hasta luego, mamá, no es un adiós,
porque conoces lo que ha prometido Dios,
en un futuro no lejano feliz serás,
y de Su propia mano te saciarás…

Es un hasta luego, mamá, yo feliz seré,
por haberte conocido, mi vida amaré,
un mundo sin hospitales nos esperará,
un mundo que sin tus lágrimas bello será…

Dios me dio tres regalos, tu decías,
que hacen de mi vida un paraíso,
y yo creo que el regalo que Él nos hizo,
es aún más grande al tenerte éstos días.

Por ti, supe lo que es ser feliz,
valorar lo que de verdad importa,
de tu cariño me volví tu aprendiz,
con felicidad, el amor todo soporta.

Por ti, supe lo que es estar triste,
el inmenso deseo de no verte partir,
el consuelo de que tu sueño cumpliste,
la esperanza de que jamás vas a sufrir.

Por ti supe lo que es estar agradecido,
por dedicar tanto tiempo a todo darnos,
por ser simplemente quien habías sido,
y por más que nada en el mundo amarnos.

Mi corazón siempre está lleno y rebosa,
de tantos recuerdos tuyos que tengo ahí,
y este sentimiento te hace tan gloriosa,
que todo este amor te lo dedico a ti:

Gracias por darme vida en este mundo.
tu y Dios hicieron posible mi existencia,
y aunque la vida solo dure un segundo,
pronto de tiempo ya no habrá carencia.

Gracias por los días que pasamos juntos,
llenos de sonrisas y mucha felicidad,
nuestra historia termina en suspensivos puntos,
porque pronto viviremos una eternidad.

Gracias por todo aquello que nos diste,
tus recursos, tu vida, tu gigantesco amor,
con sabiduría nuestro corazón esculpiste,
con cariño a nuestra vida diste sabor.

Hay tantas cosas que de ti extrañaré,
bromas y regaños, tu disciplina que auxilia,
nuestro ratos platicando de todo en familia,
y es por eso que por siempre te cantaré:

Es un hasta luego, mamá, no es un adiós,
porque conoces lo que ha prometido Dios,
en el presente tu familia muy feliz es,
por la promesa de poder vernos después.

Es un hasta luego, mamá, en paz te irás
al polvo que no sufre tu volverás,
tu sueño solo un parpadeo durará,
y al abrir los ojos todo nuevo será…

Fuente: Una promesa eterna… (https://rickartz.wordpress.com/)

Publicado en Amistad, Espiritualidad, Poesia, Todo, Vida

¿Qué puedo decirte, Yamel?

Siempre hay esperanza...

No sé que puedo decirte mi querida hermana Yamel, (solo recuerda…)
para que tu dolor se vaya y tu confianza esté con Él, (Salmos 62:6-7)

Porque gracias a Jah, vida y muerte nos pertenecen, (1 Corintios 3:22)
y también una promesa con palabras que no perecen… (Lucas 20:38)

Sé fuerte, como todos saben, para que te admire más, (2 Samuel 10:12)
Sé sabia, una buena hija, capaz de no rendirte jamás, (Proverbios 27:11)

Sabes que Jehová y nosotros, que somos tu gran familia, (Mateo 19:29)
Siempre estaremos contigo, un samaritano que auxilia… (Gálatas 6:10)

Fuente: Una amiga muy fuerte y una vida de aguante… (https://rickartz.wordpress.com/)

Más información: Ayuda del “Dios que suministra aguante y consuelo”, editado por los Testigos de Jehová.

Publicado en Amistad, Amor, Poesia, Sonrisas, Todo

¿Cómo es la amistad a dueto? [Poema]

Amistad es inspiración...

La amistad puede inspirarnos a ser mejores personas cada día. Siempre que sea con la persona correcta…

–¡Hola chica de grandes poesías! ¿Cómo puedo acercarme a ti?
La distancia no es problema, tú estás conmigo aún no estés aquí.

–Yo no tengo la poesía que dices. Te agradezco ser tan amable.
Para acercarnos no sé los pasos, pero si sé que sería algo muy agradable.

–¿La cantante no oye su propia voz? ¡Si tú me inspiras cada que platicamos!
Sin embargo no nos vemos mucho, y a ésa distancia ya nos acostumbramos.

–Eres tú quién me inspiras a mi. Ves poesía hasta donde no existe.
Vamos sombra no me dejes sola, valoro el día en que apareciste.

–¡Oh, chica de gran corazón! Yo deseo lo mismo que tú.
Busco que nuestra relación sea tan fuerte como el bambú.

–¿Pero cómo podemos lograrlo? ¿Qué ayudará a nuestra amistad?
Ya no sé cómo explicarte, nuestro cariño es sin caducidad.

–He estado investigando. Sé que buscamos en realidad.
Es una base en la cual podamos asegurar nuestra felicidad.
Se trata de un futuro, de una esperanza que es una verdad.
Es un camino de bendiciones que que no deja nada a la casualidad.

–Es interesante lo que dices, y te aseguro deseo saber más.
Deseo escuchar, y que me escuches, y no detenernos jamás.

–Ésa es justo nuestra respuesta, es tener un estrecho contacto.
Es conocernos a nosotros, nuestras metas y camino exacto.
Mi camino ya está decidido, y soy tan feliz que no me retracto.
Es buscar la felicidad de los que quiero, es mi promesa y pacto.
Y si aún tienes duda, si, yo te incluyo a ti en el acto,
porque me has dado tanta luz, que me he quedado estupefacto.

–Yo solo quiero darte luz, pero no sé cómo hacerlo.
Yo solo quiero que seas feliz y soy feliz al verte serlo.
¡Muchas gracias por tu cariño, y el mio, poder verlo!

–Muchas gracias a ti, chica cariñosa, por merecerlo.

–Entonces platícame, por favor, sobre tu investigación.
Quiero saber de tu camino, y la causa de tu admiración.
Y quiero que sepas del mío, y de la causa de mi pasión,
por aquéllo que tanto amo. Tú conocerás mi razón.

–Entonces te contaré el secreto y también su revelación,
Y sabrás porqué veo poesía en toda parte de la creación,
Porque cada que hablo contigo, lo que decimos es una canción…

–Y la canción que cantamos a dueto, hace una amplificación,
del cariño que nos tenemos, para abrir la ventanita del corazón,
para evitar el miedo a amar de nuevo, que es como amputación,
y no desaparezcamos, sino reforcemos por siempre la unión,
y cobijemos nuestros sueños con mucha anticipación.

–Y no te preocupes que el miedo se ha ido, no hace su aparición,
Porque cada vez que hay amistad, hay amor que entra en acción…

Fuente: Amistad inspiradora… (https://rickartz.wordpress.com/)

Publicado en Amistad, Poesia, Sonrisas, Todo

Acróstico a Yaquelín [Poema].

Una amistad es la unión de dos personas que se agradan tanto que buscan hacerse felices. Por ello, hoy haré mi parte de la mano de este acróstico para una amiga de hace varios años:

Yaquelín:

Yo poseo una gran compañera
Amable, linda, no como cualquiera,
Que solo busca un real amor,
Uno que no solo acabe en dolor,
Esto es también lo que yo quiero,
Lo que yo ofrezco es amor verdadero,
Ilusionado estaré siempre contigo,
Nadie te quiere más que tu amigo…

¡Hasta la siguiente vez, compañera!
(Y que nuestra amistad nunca muera).

Fuente: Una amistad que no muere. (https://rickartz.wordpress.com/)