Publicado en Todo

El sueño en la playa…

Playa azul...

—Este lugar es demasiado triste. Vamos a alegrarlo un poco… Agua, si el agua me encanta. Una playa, tal vez. Y que sea de día, que las noches son hermosas, pero pueden llegar a ser melancólicas. Pero ésta mente tropical asocia el día con mucho calor, así que mejor sea al amanecer. Los amaneceres son frescos, hermosos y bien iluminados. La playa puede tener árboles, ¿verdad? Y casas de madera, son bastante bonitas. Ya me estoy sintiendo más animado, ¿Y qué dices tú?

—¿Ehhh?… ¡Increíble! —Ojos muy abiertos, al igual que la boca y sin voz después de casi gritar lo anterior. Así es como yo quedé…

Acabo de contemplar como un pequeño niño demasiado sonriente modificó mi cuarto para convertirlo en una soleada playa llena de árboles y casas de madera, y luego logró que el Sol se moviera del centro del cielo para regresar a la posición correcta para el amanecer. ¿Un sueño? Lo más probable, pero aun así, completamente increíble.

—Relájate, Roberto. Disfruta del paisaje. Ya podrás volver a ese cuarto oscuro y triste cuando se termine el tiempo de ésta realidad. La verdad, hace tiempo que no intentaba algo como esto, pero no puedo estar más feliz. Calculo que en cinco minutos, vas a sentirte más animado, gracias a mi intervención. —El chico sonriente me miró como esperando una estrellita de premio.

El pequeño se tiró en la arena con un gracioso gesto que lo hizo parecer más pequeño. Tendría unos cinco años, pero hablaba muy bien, y se veía demasiado cómodo charlando con un desconocido de lo que yo hubiera estado en ésa edad.

—Oye niño, ¿Tienes superpoderes? —Debo reconocer que, aunque es la primera pregunta que se me escapó, me hubiera gustado no sonar tan infantil al pronunciarla.
—No me digas niño. Tengo nombre, ¿sabes? Me llamo Beto.
—¿Y qué haces modificando los sueños de otras personas, Beto?
—Así que te has dado cuenta, ¿eh? No eres tan tonto como sospechaba. —Y empezó a carcajearse como si le hiciera cosquillas la idea.

Seguí el juego, y me senté también. La vista era preciosa, y el viento era sumamente agradable, aunque no era tanto como para levantar la arena. Se sentía muy a gusto, parecía muy real. Impresionante, y un poco aterrador…

—¿Y bien? ¿Porqué estás aquí?
—Te lo diré, te lo diré. Eres un candidato. Siento que puedo confiar en ti. Creo que puedes cambiar el mundo. Pero como has leído antes, en no sé dónde, para cambiar el mundo debes ser capaz de cambiarte a ti mismo. Así que si pasas la prueba, te otorgaré el poder de cambiar el mundo. Tal como yo he modificado tus sueños, tu serás capaz de modificar la realidad…

Ahora me tocó a mi el turno de reírme. Un poder tan grande como ése debe ser fruto de mis horas viendo televisión y mucha imaginación mía, supongo. Sin embargo…

—Oye, Beto, realmente, gracias por considerarme candidato para un poder así. No creo que pueda tener el honor para lograr algo así algún día, pero me encantará intentarlo. Viola las leyes de la lógica que siempre he seguido, pues sé que un poder absoluto tiende a corromper a la gente, y yo no deseo ser corrompido, así que en teoría no debería desear algo así. Pero este sueño también viola tales leyes, así que lo haré. Seguiré el juego.
—Excelente, Roberto. Disfruta de tu amanecer, y recuerda el sentimiento de paz que te invade, porque la prueba será aquí mismo, mañana. Si no la pasas, te quitaré la capacidad de soñar. Si la pasas, tendrás la posibilidad de convertir tus sueños en realidad. ¿Te parece?

¿La capacidad de soñar? Bueno, la balanza riesgo-recompensa sigue siendo favorable. Este sueño se está volviendo interesante. Y Beto, me está haciendo un poco difícil averiguar lo que realmente quiere de mi…

—Me parece un trato justo. Sólo una duda: ¿Porqué me has elegido a mi?
—Si las cosas van bien, mañana tú mismo contestarás ésa pregunta.

 

Anuncios

Autor:

Un chico normal con grandes ideales, eternas aspiraciones, una esperanza excelente, gustos que crecen cada día y buen sentido de humor. Normal, ¿No?

Exprésate, amigo(a)...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s