Publicado en Poesia, Todo

Oda al televisor…

Televisor...

Como un ejercicio, he hecho este poema, guiado por el consejo de una amiga que ahora es mi maestra de literatura. ¡Espero que lo disfruten!

Un hermoso día de diciembre,
mi hermano se decidió,
antes que la bulla se siembre,
y un televisor se compró.

¡Oh pero mira cuantas entradas!
¡Oh pero si funciona como monitor!
¡Oh pero si tiene 37 pulgadas!
¡Oh pero qué feliz es mi hermano mayor!

No soy afin a tal aparato,
pero si a lo que significa:
sólo lo uso al pasar el rato,
pero a mi hermano dignifica.

Todos decían: ¡Es mala idea!
Mucho lujo y tonta vanidad,
Pero que ahora cualquiera vea,
¡Sólo convivencia y  felicidad!

Y si, es como una vidriera,
que exhibe el verdadero valor,
de jamás rendirse siquiera,
ante criticas llenas de furor.

Y no me importa el materialismo,
No tengo deseos de tener más,
Yo sólo valoro el ser uno mismo,
Y en no retroceder jamás…

Anuncios

Autor:

Un chico normal con grandes ideales, eternas aspiraciones, una esperanza excelente, gustos que crecen cada día y buen sentido de humor. Normal, ¿No?

Exprésate, amigo(a)...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s