Publicado en Amistad, Amor, Preguntas, Sonrisas, Todo

¿Porqué mis padres son así?

Esta entrada es una continuación de Dos Amigas, una familia…
La Amistad es posible entre padres e hijos...
La Amistad es posible entre padres e hijos...

“Todos nuestros padres son iguales: primero nos enseñan a hablar y caminar. Después nos ordenan callar y estarnos quietos…”

Caso para chicos.- Vas por la calle. Te encuentras con una hermosa chica, que intenta cargar algo muy pesado. ¿La ayudarás?
Caso para chicas.- Vas por la calle.  Ves a un chico muy guapo, solo, de pie en tu parada del autobús, visiblemente aburrido. ¿Le hablarás?

¡Vamos! No me dirán que no (ni yo lo diré). Nosotros somos demasiado hábiles como para perdernos una oportunidad así…

Pero, ¿Qué pasa cuando los padres son quienes nos piden ayuda o un poco de nuestro tiempo? Mmm…

Seamos francos: Por alguna razón, la amistad con los padres puede ser complicada. Después de todo, para algunos, ellos pueden ser muy metiches, regañones, o sobreprotectores; otros están tan ocupados que ni caso, y hay algunos con un carácter “especial”, es decir, un temperamento de Nunca-Sabes-Cómo-Voy-A-Reaccionar, de manera que tanto te da un abrazo, o una bofetada…

Pero, antes que te pongas a hablar mal de tus padres, o a defenderte si eres uno, detente.
Te interesa llevarte mejor, lo sé, por eso lees esto. Así que un consejo: Respira profundo, relájate, y… recuerda las tres C:
Sé sincero, sé objetivo, y sé la diferencia…

¿Bien? Entonces continúa leyendo…

El Origen de los Problemas…

Los problemas con mamá y papá a menudo se producen por malentendidos. Se dice fácil, pero cuando un malentendido surge, es como un nudo: Mientras más fuerte jalen de él, más dificil será resolverlo. El primer paso es saber qué malentendido está causando el problema. Ya hecho esto, lo siguiente es saber qué hacer. Así que primero:

Guia contra malentendidos…

  • Tolerancia. No se tienen las mismas opiniones. De hecho, nunca las tendrán. Pero eso no es lo malo. Todos somos diferentes, y pensamos diferente. Lo malo no es pensar diferente, lo malo es querer que todos piensen igual que nosotros.. Eso es intolerancia. Por ejemplo, quizás a ti te parezca que el pelo verde seria grandioso, pero tu mamá (y el director de la escuela) no están de acuerdo. En vez de ponerte a discutir, piensa: ¿Realmente necesito el pelo verde? ¿Es porque yo lo quiero, o es NECESARIO?
     

    • Si, aunque no te guste, no es necesario, quizás debas darle el gusto a tus padres. Si lo haces de mala gana, no ganas nada, pero si muestras que por tu decisión ya no lo harás, te ganarás su confianza, y quizás después de clases te dejen pintartelo de morado…
    • Si es necesario -quizás ganes la “Beca del Payaso Pelofino”-, entonces, antes de gritarles a tus padres, paciencia. Nada sacarás de eso, y si puede que te rapen. Primero, ordena tus ideas. Piensa en frases cortas lo que les quieres decir (Si tengo el pelo verde, ¡quzás consiga una beca!). Ya que lo tengas, busca un momento en el que tu mami o tu papi esté relajado(a) (Cuando está desayunando, o conviviendo en familia, lo importante es que no los veas alterados). Y por último, diselo con voz firme, pero con respeto. Usa tu paciencia, y no estalles al primer ¡No!. Recuerda lo que hacen los mediadores de la SPV: Buscan buenos tratos con los Secuestradores. Tus padres no son secuestradores, anímate: Será más sencillo…
  • Aprender a escuchar. Si lo que quieres es que te entiendan, tienes que aprender a escuchar. Es muy fácil echarle la culpa al otro, pero nosotros debemos hacer nuestra parte para resolver el problema. Aún cuando te parezca una tonteria lo que el otro dice, si le prestas atención, es más probable que luego esté más dispuesto a hablar (no gritar) porque vió verdadero interés. Así le demuestras ser objetivo, no te tapas los oidos como un niño. Estas dispuesto a entender (no consentir) a la otra persona…
     

    • Tutores, demuestrenles a sus hijos que su autoridad no les quita el juicio, al estilo “¡Esto es así porque yo lo digo!”. Si son capaces de escuchar, entenderán luego cómo explicarles bien las cosas…
    • Hijos (ja! de cariño…), así sus papás sabrán que están hablando con alguien que puede comportarse maduramente. El que no saltes y empieces a cantar “lala no oigo soy de palo” ya es una victoria para ti. Quizás puedas llegar a un arreglo, u obtener una explicación. Luego, con esa explicación podrias ofrecer soluciones, como “Ya que no me dejas salir a las nueve porque es peligroso, ¿Que tal si llevo a mi hermano mayor?/¿Y si hago una fiesta aqui?/¿Y si habrá adultos que supervisen la fiesta?…”
  • La diferencia entre escuchar y entender. ¿Mmm…? Entender es más que escuchar. Es comprender ( Conocer el sentido de los actos o sentimientos de una persona). Ya que le prestaste atención, es hora de respirar y pensar, porque no es solo lo que dice, es importante saber porqué lo dice. El motivo escondido detrás de sus palabras, te dará la oportunidad de ver las cosas como la otra persona, de crear acuerdos y así, ganarte su confianza…
     

    • Tutores: No porque sean “niños” siempre estarán equivocados. En ocasiones logran tener más razón que ustedes (lo saben) :D. Así que practiquen la humildad mental, y pregúntense: ¿Realmente estoy siendo justo? ¿Porque realmente me niego (Por su bien, o el mio)? ¿Seria capaz de obedecer yo la misma regla y porqué? Recuerden que su trabajo es buscar el bienestar de sus hijos, no el suyo. Hacer eso es igual que cuidarlos, es una muestra de Amor.
    • Hijos: No creas que porque no te dieron permiso hacerle la vida de cuadritos a tus padres solucionará algo. Ellos buscan algo: tu protección. Los padres demuestran su Amor dándonos reglas que nos protegen. A nuestros ojos, estas reglas pueden no tener sentido. ¿Para qué venir temprano si jamás me han asaltado por aqui? Pero entender, implica que tenemos que darles la razón, ¿Porqué?
  • El Amor es la llave. Cualquier relación sin Amor, está destinada al fracaso. En la relación de amistad con tus padres, es igual. Ellos desean lo mejor para ti, aunque tengan maneras muy diferentes (algunas raras) de demostrarlo. Pero demuestran que nos Aman. Y ¿Nosotros? ¿Lo demostramos?
     

    • Tutores. Sabemos que nos quieren. Pero no nos asfixien. Para aprender a nadar, primero nos ayudan, luego dejan que hagamos el resto solos. Es igual en la vida. Es de vital importancia que le enseñes a tu hijo cómo sobrevivir en la vida, cómo reconocer peligros, saber qué hacer cuando se encuentra en una situación así.. (Me refiero a peligros, a las situaciones que podrían dañar su bienestar). Una vez que están seguros que saben protejerse ellos mismos, dejen espacio para saber si son capaces. Pero manténganse alertas. No se vaya a ahogar. Su Amor les obliga a protegenos. Pero la mejor manera de protegernos, es enseñarnos a protegernos a nosotros mismos.
    • Hijos. Aprendan a confiar. Esta es la lección más dificil, y la más valiosa para nosotros. Confíen en sus padres, y eventualmente ellos confiarán en nosotros. Es por eso que les daremos la razón en las ocasiones que no queramos. Porque para los padres, la mejor prueba de Amor, es la obediencia. Y eso implica confianza.

El primer paso para una amistad es evitar los malentendidos.

Los malentendidos se derriban con la tolerancia.

Para cultivar tolerancia, tenemos que aprender a escuchar.

Escuchar atentamente, nos llevará a entender.

El entendimiento nos dará confianza.

La Confianza, es una muestra de Amor.

El Amor, nos motiva a tolerar, escuchar, entender y confiar en nuestro amigos…

Y si lo logramos, esos amigos serán los que han velado y cuidado de nosotros toda nuestra vida: nuestros padres…

¡Dios te bendiga! (Después de todo, el es Padre nuestro también…)

-Fuente: Un Padre y su Hijo (https://rickartz.wordpress.com/)

 

  • Hijos: No creas que porque no te dieron permiso hacerle la vida de cuadritos a tus padres solucionará algo. Ellos buscan algo: tu protección. Los padres demuestran su Amor dándonos reglas que nos protegen. A nuestros ojos, estas reglas pueden no tener sentido. ¿Para qué venir temprano si jamás me han asaltado por aqui? Pero entender, implica que tenemos que darles la razón, ¿Porqué? Porque tienen la razón, y aún si no la tienen, el m Porque Sería también una muestra de Amor a ellos, por así decirlo.
Anuncios

Autor:

Un chico normal con grandes ideales, eternas aspiraciones, una esperanza excelente, gustos que crecen cada día y buen sentido de humor. Normal, ¿No?

2 comentarios sobre “¿Porqué mis padres son así?

  1. muchas gracias me ayudo muy poko pero algo es algo el problema es que en cualquier rato que tengo libre me lo quieren quitar mis papas con cosas insignificantes como por ej. estoy en el seg. piso y toda mi familia en el primero somo 6 y me piden que baje del segundo piso a cerrar la ventana o abrir la puerta o abrirle a quien ch(^_^u) venga

    1. Mi hermano se queja de lo mismo. Incluso yo he sufrido esto. Te comprendo. ¿Porqué molestarnos con actividades de mínima importancia?

      Es posible que haya un mensaje escondido en esta forma de actuar extraña.

      En nuestro caso, muchas veces nos quedamos viendo películas o en la computadora o televisión, mucho tiempo, y nuestra madre, aunque en la habitación de a lado, nos extraña.

      Por eso nos llama para cualquier cosa: “¿Puedes pasarme el control remoto?” “Mira lo que están pasando en este canal”, o el clásico “Ven conmigo a pasar un ratito en familia”.

      Convivir. Es un verbo difícil. Pero si lo disfrutas ahora, si lo vives ahora, te hará feliz ahora y a tu familia también.

      Y quién sabe, quizá no te arrepientas de algo en tu futuro…

      Espero haber ayudado. ¡Saludos!

Exprésate, amigo(a)...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s